¿Por qué la música se considera afrodisiaco?

0
musica afrodisiaca

Mucha gente busca elementos afrodisíacos que les ayuden a disfrutar más y mejor de sus relaciones sexuales. Conscientes de que existen alimentos que son afrodisíacos, así como todo tipo de geles, lubricantes, etc., en los últimos tiempos han sido muchos los expertos que han asegurado la música también es afrodisíaca.

¿Tú qué opinas? Nosotros lo cierto es que nunca nos lo habíamos planteado, pero si te paras a pensar, son muchas las señales que indican que, efectivamente, la música es afrodisíaca.

Y es que si te das cuenta, la música siempre está presente en un striptease privado, aumentando el morbo, la pasión y la sensualidad con canciones como You Can Leave Your Hart de Joe Cocker, la canción por excelencia al hacer un striptease.

Seguro que también te ha ocurrido que has estado en casa y te has puesto esa canción que tanto motiva y que siempre escuchas cuando sales de fiesta a la discoteca, y no sabes cómo, has empezado a notar un cosquilleo en tus partes íntimas.

Como hemos dicho, señales que indican que la música es afrodisíaca.

El oído despierta el deseo sexual

El oído tiene un papel protagonista al despertar el deseo sexual, tan solo hay que ver cuando alguien te susurra algo a la oreja. Por ello, cuando suena una canción que nos gusta y nos motiva, nos sentimos atraídos.

Hay muchos estudios que aseguran que la música tiene un mayor efecto afrodisíaco en las mujeres que en los hombres, ya que las mujeres escuchan más, mientras que los hombres son más visuales.

Aunque no hay un tipo de música que destaque como afrodisíaco, lo que sí que está claro es que por ejemplo el heavy metal no lo es, al menos habitualmente. Todo dependerá de los gustos de cada persona y de la edad, ya que mientras a alguien joven le puede resultar sensual una canción de reggaetón, personas más mayores posiblemente se inclinen más por jazz, blues o tango argentino.

Lo que está claro es que la música está muy presente en todos los momentos de pasión de una persona o de una pareja, ya que nos ayuda a soltarnos, a ganar confianza y, en definitiva, a disfrutar más.

Esto no quiere decir que simplemente por poner música de fondo tu deseo sexual aumentará y tus relaciones sexuales mejorarán, pero sí que ayudará a ir subiendo el tono poco a poco, y es que a través de la música es más fácil llegar a un estado de éxtasis más profundo.

Aun así hay muchas personas que no necesitan afrodisíacos para disfrutar sexualmente, puesto que su propia pasión les es más que suficiente, pero eso no significa que una buena banda sonora de fondo no ayude a caldear el ambiente y a aumentar los niveles de pasión.

De modo que la música podríamos decir que, más que un afrodisíaco como tal, es un estimulante, que ayudará a estar en situación y te permitirá disfrutar todavía más. ¡Dale al play!

No hay comentarios

Dejar una respuesta