Té tibetano para tus sesiones musicales

0
té tibetano

Nada más agradable que una sesión de música relajante o revitalizante para afrontar la vida con bienestar y alegría.

Acompañar una tarde de melodías envolventes con una buena compañía y una deliciosa taza de té tibetano es una combinación a la que pocos podríamos resistirnos.

Propiedades del té tibetano

Este tipo de bebida, además de estar muy bueno, contiene diversas propiedades beneficiosas para la salud. Está compuesto de la combinación de diferentes plantas y hierbas, cada una con sus propias cualidades.

– Laurel: con efecto diurético y calmante de dolencias de estómago.

– Té verde: tiene propiedades laxantes, diuréticas y laxantes. Es muy apreciado en todo el mundo oriental.

– Poleo Menta: ayuda a la expulsión de gases, favorece la digestión y es eficaz contra la hinchazón abdominal.

– Tila: tiene un probado efecto sedante. También es eficaz contra los dolores estomacales, gracias a sus propiedades antiespasmódicas. Es muy útil cuando se sufren retortijones.

– Escaramujo: sirve como diurético y como astringente. Evita la retención de líquidos y puede usarse contra la diarrea.

– Hierba Luisa: ideal para favorecer la expulsión de gases. Deshincha la cavidad abdominal.

Es una infusión muy apreciada por sus propiedades adelgazantes. Tomado junto con las comidas, favorece el metabolismo encargado de eliminar las grasas.

Además, el efecto relajante que se obtiene de tomar una taza caliente, favorece a regular el sueño, el estado de ánimo y los nervios en general.

Origen del té tibetano

Como su propio nombre indica, esta bebida es originaria del Tibet. En este país, se prepara y se toma casi a modo de ritual. En su origen, no se utiliza como método de adelgazar, sino como complemento a las meditaciones y las reuniones.

Los tibetanos son muy dados a consumir este tipo de infusión, debido sobre todo a la climatología de su país. Una taza de bebida caliente, reconforta el cuerpo y el espíritu de cualquier persona. Por eso, es de debida obligación, ofrecerla cuando se tiene alguna visita.

Suelen mezclar el té con mantequilla, sal y leche, convertiéndolo en una bebida denominada Po Cha, con un alto valor calórico ideal para las gélidas jornadas del Himalaya.

El té y la música

El efecto benefactor y calmante de esta bebida es ideal para complementar una tarde de música. Ya sea escuchando una orquesta en directo, con la taza agarrada entre las manos mientras nos dejamos envolver por sus melodías. Ya sea en el sofá de casa, con los altavoces sincronizados con nuestra humeante bebida. Esta combinación es algo que, cuando se prueba, se convierte en un imprescindible.

Invitar a amigos a tomar el té y escuchar algo de música es una costumbre que no os será difícil de adquirir y de imponer como una rutina. Charlar al aroma del té y al amparo de unos suaves acordes puede ser no solo reconfortante sino incluso terapéutico.

Te invitamos a hacer la prueba. Hazte una buena infusión de té tibetano, elige la música que más te guste, prepara unos buenos cojines e invita a tus amigos. Cuéntanos luego cómo te ha ido.

No hay comentarios

Dejar una respuesta